El UX en 2019 va a centrarse, de nuevo, en la forma de pensar del usuario. Pero esta vez quiere hacerle la vida digital mucho más fácil, a la vez que logra impactarle de manera más efectiva.

En un mundo donde recibimos más de 5.000 mensajes publicitarios diarios captar la atención de un usuario puede ser misión imposible. Para ello, pensar como el usuario interactúa con nuestra web (UX) y todo el trabajo que hay detrás para hacer posible esta interacción (UI). UX/UI en 2019 son dos términos que van a dar mucho que hablar.

2018 fue marcado por una serie de tendencias UX que no van a desaparecer. Tienes que seguir teniéndolas en tu radar. Algunas de estas son:

  • Autentificación biométrica. La banca española ya defiende este método como seguro. Y es que acceder a pagos de la misma forma que desbloqueas el móvil, con tu dedo o reconocimiento facial, simplifica los procesos que tiene que seguir el usuario.
  • Vídeo. Y si es infográfico, mejor. Esta tendencia de condensar información en audiovisuales va a seguir dando guerra. Y es relativamente joven, ya que es ahora cuando las marcas empiezan a ver todo su potencial para comunicarse con el usuario.

En este artículo vamos a ver cómo desarrollar tu estrategia de UX en 2019. Así conquistarás la mente de todos los internautas que se acercan a tu marca.

UX en 2019, el potencial inexplorado del usuario

Lo primero que tenemos que dejar claro es que hay ciertas pautas que seguir cuando se intenta construir algo que enganche a un usuario. Lo primero es, aunque te duela en el ego, lo más seguro es que tu forma de pensar no sea la de tu cliente o consumidor. ¿Por qué? Pues porque ya estás empapado de tu proyecto, tu mensaje o tu marca y no puedes pensar como un desconocido.

La clave es una investigación profunda. De tu target, de tu buyer persona y de la red en general es tan importante como el diseño que vayas a plantear después. Cada caso es único, y el éxito no es algo que se obtiene desde el principio, debes cambiar ciertas cosas continuamente para que alcance la (casi) perfección. Por ello, estas tendencias pueden parecer verdades absolutas, pero tendrás que ver si encajan perfectamente con tu estrategia, tu público y tu marca.

En línea con lo anterior, empezar a pensar desde cero, como si fueras tu usuario, es tan importante como respirar. ¿Qué siente al navegar por tu página? ¿Le están llegando los estímulos correctos? ¿Crees que va a pinchar en este CTA o no lo verá útil? Como ves, las preguntas pueden ser tan generales o específicas como quieras que sean.

La era del “mobile first”

Bueno, contarte que hacer un diseño web responsive es algo imprescindible no sorprende a nadie. Esta tendencia de navegación del usuario, que ahora busca en el móvil mucho más que en escritorio, va a evolucionar de manera radical.

Hasta ahora, diseñabas primero en web para luego convertirlo a formato móvil. Pues bien, deberías empezar a diseñar todo en plataforma móvil. Luego trasladarlo a la versión de escritorio. Nuestro consejo es que revises antes las métricas de acceso de tu sitio web. Seguro que sale que te visitan más desde el smartphone, pero está bien asegurarlo por si acaso.

Trucos de magia para usuarios

¿Sabes lo que son los wizards? Una tendencia que se perdió hace tiempo pero que parece que va a recuperar fuerza para el UX en 2019. En términos informáticos, un wizard es un proceso que convierte una información compleja en algo más simple de seguir para nuestros usuarios. Esto lo hace a través de pasos guiados y numerados, es decir, está creando un camino a seguir.

Y hablando de pasos, seguro que has escuchado una frase similar a “si no consiguen lo que buscan en menos de tres pasos, entonces no volverán a tu web”. Error. Cada web, blog o formato de comunicación es único. Y las necesidades de un usuario también. Según lo valiosa que considere la solución que busca, más tiempo (y clics) invertirá en su búsqueda de información.

“El usuario multimix multitarea”

¿Cómo te sientes cuando estas navegando en tu ordenador o en tu smartphone? No creo que tengas una sola pestaña abierta que justo tenga la información que necesitas. Lo más seguro es que utilices más de 3 resultados de Google para responder tu duda. A estas suma la notificación push que te ha llegado de dos redes sociales. Más la alarma que te recuerda que tienes que enviar un correo. Y la cita de Google Calendar.

Piensa ahora cómo navega el usuario. ¿ cuánto tiempo de su atención vas a disponer? ¿Le van a llegar otras distracciones?. La respuesta a estas tres preguntas es rápido, poco y sí. Consigue engancharle desde el principio, o por el contrario perderás a alguien muy valioso entre la marea digital.

“Oye Siri, Ok Google, Alexa”

Tu usario habla, se expresa. Y no lo hace con una combinación interminable de 0 y 1, lo hace a través del lenguaje natural. ¿Por qué ahora está sucediendo todo el boom de Alexa? Pues porque contar con una interfaz con voz ha cambiado el modo de relacionarse con el usuario, que ahora no tiene que mover los dedos para buscar lo que necesita.

En la intención de acercar el lenguaje artificial al natural, las empresas deberían incorporar chatbots preprogramados que atiendan las dudas de los consumidores más impacientes. Y es que perder a un potencial cliente, a veces, es producto de su falta de tiempo y paciencia para esperar una respuesta.

“Inteligencias artificiales muy naturales”

¿Has utilizado Netflix alguna vez? Si tienes cuenta, verás que el sistema te recomienda cosas que, en la mayoría de los casos, te van a gustar seguro. Pues así deberían funcionar la forma de ofrecer contenido en 2019: microsegmentado y personalizado a cada tipo de usuario.

Sin entrar en su gran diseño gráfico web (eso lo dejamos para el próximo artículo, el de tendencias UI en 2019) la web de este servicio de streaming consigue algo que pocas consiguen: hacer sentir al usuario que detrás hay una persona catalogando series y películas en función de su experiencia previa.

Lo sentimos, el UX no tiene la verdad absoluta

Aunque hayamos comentado las tendencias en User Experience que parece que van a dar que hablar en 2019, cada caso es un mundo. Hay 7 mil millones de formas de navegar por una web (qué casualidad, el mismo número de personas que en el planeta). Por lo tanto, casi infinitas formas de ponernos en el lugar de nuestros usuarios.

¿Funcionarán los focus group, o mejor la experiencia simulada? ¿Cómo accede el usuario desde las redes sociales hasta nuestro artículo número 52? No hay una respuesta universal a estar preguntas, lo que está claro que, dentro de la fórmula del éxito, investigar y evaluar de forma continua tienen gran importancia.

Esperamos que este artículo te sea muy útil. Si quieres  recibir contenido igual de interesante, suscríbete a nuestra newsletter a través del formulario.