Un account, un content y un community manager entran a un bar y dicen…

Aunque nos hayamos permitido empezar este artículo con una broma, las profesiones del marketing digital online se especializan más y más cada día. Una estrategia de marketing de contenidos no sería la misma sin alguien capaz de contar una buena historia. Y esto es lo que un redactor de contenidos web puede ofrecer.

¿Cómo es el perfil de un redactor de contenidos web? Lejos han quedado aquellos que sólo escriben sobre uno o varios temas. Hay que preocuparse de todo el contexto y lo “metadigital” que rodea a un mensaje. En una fórmula rápida, podemos decir que que este perfil es una suma de:

  • Un periodista de prensa general.
  • Ser periodista de prensa especializada.
  • El millennial informado de toda la actualidad digital.
  • El centennial que maneje apps, redes sociales y sea muy “mobile first”.
  • Un marketero que conozca el SEO como la palma de su mano.
  • Otro marketero que desentrañe la capacidad de generar visitas, leads, conversiones…

En definitiva, este estratega de los contenidos es un superhéroe más propio de aparecer en películas de Marvel que en un curriculum de tu departamento de recursos humanos. Es por ello que contar con agencias de content marketing, branded content o Social Media es una manera de conseguir todo lo que quieres sin tener que encontrar a ese Hulk de la comunicación digital.

Pero vamos a ver, paso por paso, qué capacidades necesitaría ese redactor de contenidos web para poder hacer su trabajo correctamente.

Que sepa hablar como un medio de comunicación

Una de las tendencias de la estrategia de contenidos para 2019 es convertir tu blog o tu web en un medio de comunicación. Lo primero que debe hacer tu redactor de contenidos web es convertirse en el Matías Prat más informativo. O en el redactor jefe de El País. Lo importante es hablar en torno a las necesidades de una audiencia, más que gritar el nombre de tu marca, producto y servicio en todas partes.

Y aquí entra en juego esa faceta de periodista que debe tener. Hablar un poco de todo, pero también un mucho de aquellos temas que más pueden interesar, enganchar o convertir a tu buyer persona en un cliente, consumidor o lector fiel. Y no pasar por alto una buena capacidad de síntesis, pero sin que el contenido parezca robótico o esquematizado.

Aprendiz de mucho, maestro de …

De todo lo que pueda. Un buen redactor no se queda en la simple escritura. Debe conocer también la estructura que tengan los artículos, el tono, el estilo. No olvidarse de la etapa del FUNNEL que quiere atacar. Y un poco de UX para comprobar cómo va a navegar la audiencia por un artículo.

Destacamos aquí la importancia de los elementos visuales de un post. Una infografía, un vídeo o la imagen de portada estará acorde si el redactor conoce cómo funcionan los bancos de imágenes. También si sabe de estrategia UI, ya que, al final, el impacto visual es casi tan importante como el impacto de la información.

El redactor de contenidos web X,Y, Z

Hace poco hablábamos del marketing generacional. Esta estrategia de contenidos nos puede decir que valores de cada generación necesita nuestro redactor (también aplicable a tu community manager):

  • En la generación X, la capacidad informativa y de medio de comunicación que hemos comentado más arriba.
  • De los millennials, que parezca que cada mensaje se ajusta totalmente a una hipersegmentación de contenidos.
  • De los centennials, estar al día de todo lo que ocurre en el ámbito digital: redes sociales, novedades, apps…

Hablando de redes sociales

Conocer Facebook, Twitter, Instagram, LinkedIn, Youtube (por mencionar algunas) es obligado para tu nuevo redactor. Saber esas tareas de un community manager, o al menos una parte de su trabajo, es necesario para saber cómo interactúa tu audiencia con tus perfiles, con la competencia y con las diferentes temáticas.

La escucha social, que es el resumen de todo lo que te hemos contado ahora, es importante en cualquier departamento de contenido o Social Media. Saber qué, cómo y cuándo hablan de ti (mal, bien o regular) no es una tarea fácil, pero sí necesaria.

Redactor de contenido web vs agencia de contenidos

Estas serían las principales competencias que debe tener un buen estratega de contenidos digitales. Claro, esto en un mundo ideal. En la vida real todas estas competencias son asumidas por equipos enteros, por lo que los costes se pueden disparar.

Es por lo que una agencia de content marketing, especializada en ofrecer todos estos servicios, puede ser una buena apuesta para ahorrar en gastos. Además, externalizar un servicio que puede traer más de un quebradero de cabeza.

Esperamos que este artículo te sea muy útil. Si quieres recibir contenido igual de interesante, suscríbete a nuestra newsletter a través del formulario.