Si piensas que basta con un becario escribiendo posts para cubrir tu estrategia de contenidos, mejor echa un vistazo a este artículo.

Conocer qué es el marketing de contenidos ha supuesto una verdadera conmoción en el sector. Más que un cambio cuantitativo ha conllevado un cambio radical de enfoque, una nueva manera de comunicarse con el usuario, de lograr engagement, marcada especialmente por la necesidad de dar valor añadido en lugar de limitarse a bombardear con un claim por tierra, mar y aire. Y precisamente por eso, porque una estrategia de marketing de contenidos es muy distinta a las campañas tradicionales, requiere una política de recursos humanos propia. No, no se trata de escribir posts para un blog corporativo sin ton ni son. Hay que planificar, crear, distribuir y automatizar.

  1. Planificar, creando un calendario de contenidos que tome en consideración los hitos internos de nuestra comunicación corporativa así como las fechas significativas del calendario.
  2. Crear, desarrollando los contenidos propiamente dichos, cubriendo diversos formatos, que van desde los posts hasta los vídeos, las infografías, los memes, las newsletters, etc.
  3. Distribuir, tomando en consideración los canales disponibles, tanto en RRSS como para nuestra lista de suscriptores.
  4. Automatizar, integrando esos elementos en un árbol de decisiones tomadas en función de la buyer persona y del momento exacto del funnel en el que se ha producido el contacto con el usuario. Para ello existen numerosas herramientas de software como Marketo, Genoo o Pardot. Otras opciones básicas para optimizar este aspecto serían Wishpond y Active Campaign.

Naturalmente, para cubrir todas esas áreas se requieren diversos perfiles profesionales. Dependiendo del presupuesto de una campaña y del tamaño de la empresa, el número de personas por área puede multiplicarse de forma exponencial. Aquí te indicaremos el capital humano fundamental para acometer una estrategia de contenidos eficaz.

Perfiles profesionales básicos

Blogger/copy: En marketing de contenidos los textos deben tener gancho para el lector… y los buscadores. Contar con redactores creativos con nociones de SEO es un plus a la hora de ir armando tu blog o desarrollando los guiones para las infografías dinámicas y vídeos. Por supuesto, es preciso tener muy claro a quién nos dirigimos y cuáles son nuestros objetivos. Definir bien la estrategia y comunicarla adecuadamente a los redactores es el punto de partida

Especialistas en SEO: Tener a un responsable de SEO es uno de los pilares para que nuestros esfuerzos no caigan en saco roto. Su papel se hará notar en todas las fases: definición de los contenidos, revisión de los textos una vez redactados y seguimiento de las campañas.

Desarrolladores de contenidos premium: No todas las empresas pueden contar con un departamento de desarrollo de contenidos audiovisuales in-house, pero ya tengas colaboradores externos o un departamento de diseño propio, apostar por una buena dosis de visual thinking a la hora de comunicar los mensajes les dará mucho más peso y posibilidades de ser compartidos en RRSS. Y no tiene por qué ser un vídeo interactivo made in George Lucas: a veces, un simple GIF puede suponer la diferencia entre un retuit y el gélido silencio 2.0.

Expertos en UX/UI: A veces nos concentramos en generar contenidos de calidad con apoyo audiovisual, pero dejamos de lado aspectos como la usabilidad. Si nuestra web es un galimatías o simplemente no ofrece el suficiente atractivo para que los usuarios se sientan impulsados a explorar una vez generado el interés incicial, estaremos tirando nuestro trabajo por la borda. Por eso, los especialistas en interfaz gráfica y usabilidad pueden hacer brillar nuestros contenidos.

Gestores de social media: En muchas ocasiones se entremezclan las figuras de los gestores de social media con los community managers. Los primeros son los responsables de diseñar la estrategia, mientras que los segundos la implementan. En cualquier caso, no basta con ir subiendo a Facebook los posts de nuestro blog si queremos comunicar con eficacia. Es preciso entender que cada medio tiene su propio mensaje y encontrar las sinergias entre ellos.

Expertos en marketing automation: Este perfil no es privativo del marketing de contenidos, pero sí que desempeña un papel crucial en ellos, debido a la complejidad de los datos recabados, la segmentación necesaria y el trato diferenciado a la hora de manejar nuestros leads. El objetivo no es solo captarlos, sino mimarlos y mantenerlos hasta la conversión y más allá de ella.

Tal como se puede advertir, diseñar y ejecutar una buena estrategia de contenidos requiere un equipo sólido detrás. Como, por ejemplo, una agencia de  servicios de marketing en internet.  Porque, además de su complejidad, el marketing de contenidos avanza a una velocidad de vértigo y lo que ayer valía hoy ha perdido frescura y eficacia.

Si te interesa recibir más contenidos como estos, suscríbete a nuestra newsletter.