Llamada a la Acción a todas las empresas para que se pongan las pilas en sus formas de captar la atención

CTA. Call To Action. Un concepto tan simple como complejo. Una petición de clic a nuestro usuario. Vamos a intentar dar una definición lo más exacta posible:

Los CTAs (Call To Action) son un elemento, a menudo en formato de botón, clicable por los usuarios de un sitio y que les dice a estos que realicen alguna acción.

No todas las marcas hacen buenos CTAs. No basta con escribir un “¡compra ya!” “¡reserva!” o “saber más”. Igual que adecuamos el tono, estilo y enfoque de otros mensajes, los Call To Action requieren que sigas algunos pasos y comprobaciones. Te las resumimos para que seas todo un CTA Master.

Decide hacia qué va a dirigir tu Call To Action

El objetivo que quieres conseguir es la primera norma que no debemos saltarnos. Para alinearse con el resto de tu comunicación, debes crear CTAs acordes a esta. Recuerda que los objetivos más comunes suelen ser:

  • Información de contacto. Conseguir un correo electrónico suele ser el habitual.
  • Rellenar un formulario. Un paso más allá (o unos cuantos) para no solo obtener el correo electrónico: nombre, apellidos, empresa, cargo…
  • Realizar una compra. Para los casos de performance, el objetivo siempre será conseguir que el visitante adquiera tu producto o servicio.
  • Descubrir más. El objetivo es conseguir tráfico a una web, blog, redes sociales…
  • Inbound marketing. CTA – landing page + lead magnet + Thank You Page. La estructura sagrada de esta estrategia de marketing digital. Conseguimos algo de un usuario a cambio de ofrecerle algo (por ejemplo, esta guía para crear buyer personas).

Estos cinco grupos principales se pueden complicar aún más, aunque la finalidad siempre será similar. Puedes pedir que rellenen un formulario para un evento, que usen el botón de compartir en redes sociales, que te dejen un número de teléfono para ponerte en contacto con ellos…

Nos ponemos en el lugar de nuestro usuario

El concepto de UX cobra vida a la hora de hablar de Call To Actions. Diseñar desde la User Experience nos ha hecho identificar que los CTAs deben aparecer en dos sitios: en el above the fold (lo que puede ver el usuario nada más llegar a la página que contiene el CTA) y casi al final de la página. Y claro, no es lo mismo como nos dirigimos a él cuando tiene poca a información (el CTA del principio) a cuando se presupone que ha leído todo (CTA de repesca).

Diseños de CTAs que destaquen

Aquí nadie se pone de acuerdo. Algunos dicen que debe tener un color y tipografía totalmente opuesto. Otros, que sea acorde al manual de estilo e identidad de marca. ¿Nosotros? Nos decantamos por la primera, aunque nos gusta también probar si queda llamativo con los colores de marca. Lánzate a un A/B Testing, que será más efectivo que cualquier consejo que te podamos dar sin conocer tu marca.

Truco: Los espacios en blanco antes y después de un CTA hacen que no se manche demasiado, además destacan el diseño de este. ¿Lo has probado? 

El copy más adecuado a lo que viene

¿Longitud adecuada? ¿Qué persona, tiempo, verbo utilizar? Estas son algunas respuestas a las preguntas que te van a surgir:

  • Keywords everywhere. Es muy importante tener algunas palabras clave entre tus CTAs.
  • No tengas miedo a quedarte largo. Sí, el tamaño importa, pero un Call To Action puede medir lo que tú quieras. Muchas veces, la comprensión del mensaje se pierde si lo acortas demasiado.
  • Expresiones con fuerza. Palabras que generan una emoción, o apremien al usuario. Que no te dé reparo acompañar tus copies de frases como  “quiero, necesito” “disponible solo 48 horas”, “ya” o hacerlo en modo de pregunta.
  • La primera persona. Algo que sugieren muchos expertos en inbound marketing es que colocar la acción en el usuario ya aumenta las posibilidades del clic. “Quiero que contéis mi historia”.
  • Usa tu tono y estilo de marca. Al final, un Call To Action no deja de ser un mensaje que realizas desde tu empresa y, como tal, debe ser fiel al resto de comunicaciones.

Landing pages, blog, página web: ¿dónde lo he puesto?

Claro que el continente importa. En resumen, debes encajar tu llamada a la acción en uno de los múltiples recipientes desde los que hablas a tu buyer persona. Ya sea acorde al diseño o rompiendo con este (como comentábamos algo más arriba), en línea con el resto de mensajes de marca y sí, también con la url de destino que enlaza con el botón de clic.

El caso de diseño de landing pages merecería un artículo aparte. ¿Ah, que ya lo tenemos?

Hacer clic en la era “mobile first”

Si aún no estás al tanto de que vivimos en una época “mobile first” deberías informarte ya. No basta con diseñar para web y luego pasarlo al entorno smartphone. Ahora hay que ver desde dónde acceden tus usuarios a tus plataformas, y empezar a diseñar desde ella.

En el caso de los Call To Actions, las herramientas de creación de landing pages, blogs, webs y otras plataformas suelen ofrecer un diseño responsive. Pero no debes dejarlo de lado: revisa bien que todo funciona correctamente desde diferentes dispositivos, servidores de internet, pantallas…

No te olvides de la medición

La analítica, esa gran amiga de los datos, es la última fase de un proceso que vuelve al primer punto en la siguiente estratégica. ¿Cuántas conversiones has conseguido con ese nuevo CTA? ¿Ha funcionado mejor el de arriba o el de repesca? ¿Muchas impresiones, pero un CTR demasiado bajo? Todos estos datos pueden hacer que tu siguiente CTA se acerque más al centro de la diana.

Ejemplos de CTAs que nos gustan, y mucho

Algunos enlaces a páginas que tienen Call To Actions que realmente despiertan la acción:

Y para terminar…

Hemos condensado todas las pautas en una checklist de Call To Actions creados de forma correcta. La puedes encontrar haciendo clic en el CTA que está más abajo. Un último consejo: haz tus llamadas a la acción y luego comprueba que has dado respuesta a todo lo que te hemos indicado.

QUIERO SER UN CTA MASTER

Si quieres leer más contenido sobre consejos de marketing digital y estrategias de marketing online, suscribete a nuestra newsletter.