Artículo principal: 

Si no has considerado un sistema de automatización para tu negocio, podrías quedarte atrás

Los sistemas de automatización resultan imprescindibles para aplicar metodologías de inbound marketing. Ayudan a sacar más provecho de los esfuerzos realizados, descargan de muchas tareas repetitivas y, en último término, ayudan a cerrar más ventas. Así de fácil.

Desde luego no van a reemplazar al departamento de marketing, pero los sistemas de automatización de marketing están diseñados para aumentar el rendimiento eliminando tareas tediosas y no cualificadas, lo que permite liberar a las personas para realizar trabajos de alto nivel. Ya no hay que preocuparse de monitorizar a cada lead o cliente en cada fase del embudo de conversión, ya que el software lo controlará con absoluta eficacia y además creará nuevas formas de interactuar ante movimientos de la audiencia y generará nuevos sistemas para conectarse con ellos.

¿Qué es y cómo funciona?

El definir y explicar el marketing automation, es habitual centrarse casi exclusivamente en el software que lo gestiona. Si bien éste resulta imprescindible, no debemos olvidar que la estrategia es el principio y la guía de toda acción, por lo que un experto en esta materia no debe limitarse a la gestión táctica o al uso de la herramienta, como se indica en la Guía Definitiva de Marketing Automation de Neil Patel y Ritika Puri.

Con un sistema de automatización se pueden crear, automatizar, medir y optimizar procesos de marketing y workflows.

En primer lugar, permite crear piezas de comunicación como landing pages, páginas de agradecimiento, emails e incluso blogs y páginas web. Estas piezas pueden ser estáticas o dinámicas para una completa personalización en función de la persona que accede a ellas.

En segundo lugar, maneja los datos de contacto con posibilidad de generar scorings, asignar etiquetas y realizar complejas segmentaciones para llegar a determinar cuál es el valor de cada lead y en qué punto del embudo de conversión se encuentra.

También permite realizar lead nurturing, guiando a los contactos través de su buyer´s journey. El sistema responderá automáticamente, en base a los flujos de trabajo creados. Por ejemplo, reaccionará ante un trigger o una acción del usuario (o ausencia de ella durante un plazo determinado) como abrir o hacer click en un email, entrar en una determinada página web, enviar un formulario, abandonar un carrito de compra, o hacer clic en un anuncio de adwords, enviando un email o una secuencia temporal de ellos, asignando un valor o etiqueta en la base de datos, añadiendo a ese usuario a la audiencia de una plataforma social o mandando un mensaje al departamento de ventas avisando de que el lead está preparado para ser contactado telefónicamente. Está demostrado que las acciones de comunicación generadas a partir de una acción del usuario son mucho más efectivas y aportan ratios de apertura y clic mucho más altos que cuando son enviados en cualquier momento y de manera masiva.

Por último, permite realizar todo tipo de mediciones y seguimiento de KPIs, desde la tasa de apertura de un email hasta el ROI de una campaña completa.

Ahora piensa si en la actualidad puedes identificar, rastrear y comunicar a compradores individuales en tiempo real, mirar una lista de clientes y priorizarlos según su ajuste a tu buyer persona y la probabilidad de compra, medir la contribución de ingresos de cada una de tus campañas de marketing. Con un sistema de marketing PODRÍAS… y con poco esfuerzo.

Pongamos un ejemplo muy sencillo:

orkflow de marketing automation

Suscríbete si este tema te interesa.

Inbound marketing y marketing tradicional 1