Millennials, baby boomers, centennials… perderse en este mar generacional es fácil

Una generación es un conjunto de personas que nacen en fechas próximas y reciben una educación e influencia cultural similar, además se comportan de forma parecida. El marketing generacional pretende aprovechar estas similitudes para generar realmente engagement con su público. ¿Puede esto funcionar?

En una época en la que se habla de microsegmentación, de agencias de branded content especializadas, y de contenido para el marketing en internet hiperpersonalizado, parece que generalizar es una misión inútil. Pero nunca viene mal conocer las similitudes y las formas de comunicarse con cada una de las generaciones en las etapas del funnel (aunque tu mensaje siempre dependerá de una investigación y un trabajo previo a la redacción y difusión de un contenido). ¿Nuestro veredicto? Al final de este artículo lo descubrirás.

Marketing generacional para baby-boomers

Los nacidos entre 1946 y 1965 son conocidos bajo el nombre de baby-boomers, debido al alto índice de natalidad que se registró en este periodo. Entre sus características más destacadas se encuentra su independencia, su compromiso con el trabajo (incluso llegando a conservar el mismo por lustros) y su interés por temas sociales, políticos y económicos.

Tuvieron que entender, comprender y asimilar la expansión tecnológica ya de adultos, y, aunque fue una transición difícil, ya ocupa todos los aspectos de su vida. Facebook, periódicos en línea y ordenadores de sobremesa son conceptos de sobra conocidos por esta generación.

  • Para el TOFU, es importante que tu SEO sea impecable. Un buen trabajo de inbound marketing, un community manager que cuide la escucha activa, y captarlos será más sencillo.
  • Para el MOFU, los lead magnets parecen imprescindibles. El mail marketing es la forma más acertada de personalizar tu mensaje con este público.
  • Para el BOFU, es importante saber que esta generación valora mucho la confianza de marca. Suelen confiar en un producto toda su vida, por lo que convencerles es difícil pero asegura un cliente a largo plazo. Empápate bien de cross-selling y atención al cliente. Lo necesitarás.

Marketing de generaciones para los X

La fecha de su inicio es difusa, pero los expertos coinciden en que inician su andadura a mediados de los 60 y termina en 1979. También conocida, un poco despectivamente, como generación “Peter Pan”, vivieron la transición política en España, por lo que se definen como una generación que buscaba el color entre tanto gris, rompiendo con el esquema establecido. Al adaptarse rápido a los cambios, no tuvieron muchos problemas con la tecnología. Comunicarse con ellos es utilizar palabras como Facebook, Twitter y tutoriales.

  • Para el TOFU, optimiza tu estrategia de contenidos con la mayor información posible. Mejora tu branded content y saca valor a las necesidades que tengan.
  • Para el MOFU, SEM, social ads y CTAs atractivos parecen funcionar. Tienen en cuenta las opiniones y recomendaciones, por lo que utiliza un contenido de comparativas y de ventajas o desventajas.
  • Para el BOFU, los mails promocionales son efectivos. El retargeting recordará los mensajes a quienes se interesaron por tu producto y servicio. El mensaje de tu marca, en esta fase, tiene que ser conciso y claro.

Marketing generacional para millennials

Generación Y, generación única, son los causantes de esta fiebre generacional, ya que las marcas no son capaces de conectar fielmente con este sector de la población. Nacidos entre los 80 y mediados de los 90, ya tienen hasta enfermedades con denominación de origen. Emprendedores, individuales y con ganas de aprender. La tecnología creció junto a ellos. Si quieres hablar con ellos, habla de redes sociales, compra online y escucha activa.

  • Para el TOFU, son prosumidores, por lo que consumen y generan contenido de todo tipo. Ten en cuenta que son impulsivos y lanzados, lo quieren todo al momento. Utiliza formatos de video y crea conversación para guiarles a siguientes etapas.
  • Para el MOFU, confían más en las opiniones de personas de su entorno e influencers, que de las propias marcas. Optimiza tu contenido de marketing digital bajo el lema “mobile first”, ya que utilizan estos dispositivos unas tres horas al día.
  • Para el BOFU, los concursos y los premios pueden hacer que se involucren con tu producto o servicio. Aprovecha la publicidad en apps, el SEM y el Social Ads, y recuerda: escucha activa.

Marketing de generaciones para centennials

El último bastión del marketing generacional son los Z, los nacidos hasta 2010 (¿sabías que hay una Generación T o touch en camino?). Los verdaderos nativos digitales tienen unas características que les distinguen del resto: son multidispositivo, altamente sociales en la red y con más afán de diferenciación incluso que los millennials. Hablar con ellos es casi como hablar en código binario.

Definir unas etapas del funnel para este público es complicado, y requiere de mayor investigación que el resto ya que esta generación se considera hipersegmentada. Consumen las redes sociales que se consideran más jóvenes, como Instagram o Whatsapp, así que comunicarse a través de ellas es necesario. Videos, gifs, memes… no hay que tener miedo a usar un lenguaje más distendido.

Cobra fuerza aquí tu estrategia de branded content: informar de los aspectos que más les preocupan, de una manera original (¿storytelling o story doing?) y convertirlos en no solo buyer persona, sino audiencia, son factores clave para conseguir el engagement o, al menos, intentarlo.

¿Sí o no?

Todas estas generalizaciones están muy bien, pero tenemos que decantarnos por la investigación y el análisis, antes y después de cualquier campaña de marketing de contenidos digitales. Toda esta información es un buen punto de partida, pero, para que funcione, hay que estudiar detalladamente el sector, el producto, la competencia y cada uno de los buyer persona de una marca.

Esperamos que este artículo te sea muy útil. Si quieres  recibir contenido igual de interesante, suscríbete a nuestra newsletter a través del formulario.