El blog corporativo parece ser una obligación en cualquier estrategia de contenido. Todas las marcas, sean grandes o pequeñas, cuentan su historia en una parte de su web… ¿o no?

Hubo un día que el marketing de contenidos dejó de gritar lo buenas que eran las marcas y empezó a susurrar aquello que les conecta con sus consumidores. Entre expertos esto se conoce como Branded Content, y es uno de impulsores de términos tan atrayentes como storytelling, story doing o vídeo viral. Pero todo contenido tiene un soporte que, aunque sea redundante, lo sostiene. Hablamos del blog corporativo.

Lejos han quedado los blogs noventeros (y algunos del nuevo milenio) que se limitaban a una lista interminable de post aburridos y llenos de texto. Los artículos, noticias, foto galerías… cualquier idea llamativa es bienvenida entre las empresas que quieren aportar ese valor único a su contenido. Pero, al menos por ahora, no vamos a hablar del diseño. Vamos a hablar de algo que te tendrías que plantear incluso antes de pensar en los colores que encabezarán el menú: dónde colocar tu blog corporativo.

¿Dónde? Pues…depende

Lo malo del content marketing es que la respuesta correcta para unos puede no serlo para otros. Y es que crear el blog de nuestra marca depende de muchos factores. ¿Quién lo va a escribir? ¿Necesitamos contratar una agencia especializada? ¿Va a ser contenido 100% de la marca o va a informar sobre otros temas?

El blog que vayas a crear puede estar en dos sitios: tu propia página web o en un site externo. Aunque no hay una verdad absoluta, vamos a intentar explicarte por qué debes colocarlo en un sitio u otro, y qué beneficios te va a reportar.

El blog corporativo se queda en casa

Has decidido colocar una nueva sección en tu página web que se llama “blog”, “noticias” o “te contamos”. Esta elección es una buena idea cuando nuestra marca, producto o servicio tiene muchas cosas que contar por sí solo. También si nuestra presencia en la red no es tan fuerte como queremos, y necesitamos dar un impulso SEO a la web. Para influencers o ecommerce también suele ser la opción más acertada.

Los beneficios que te puede aportar tener tu blog corporativo en tu sitio web son, entre otros:

  • Tu SEO mejorará de forma más evidente. No es que de la otra forma vaya a empeorarlo, pero Google verá el crecimiento que tienes desde un solo dominio.
  • Relaciona la marca con tu contenido. ¡Cuidado! Esto puede ser un arma de doble filo, si tu contenido no gusta impactará más directamente en tu producto.
  • Explica tu marca. Puedes usarlo para aclarar dudas, como centro de ayuda o como información adicional a todo aquello que no te cabía en las otras páginas.

Un gran ejemplo de marca que ha integrado perfectamente la idea de blog+web site es L’Oréal París. Su blog está camuflado bajo las secciones “Tendencias” y “Tutoriales”. Fíjate en su diseño y en su mensaje, todo bajo el paraguas de la marca. Algunos consejos que te damos para que tu contenido propio quede perfectamente integrado con tu web es:

  • Se dice que, en casa de herrero, cuchillo de palo. Lo mejor es dejar en manos de profesionales la gestión de un blog, que sabrán escribir la dosis justa de marca, historia e interés.
  • Sí aún quieres gestionar tu propio blog, puedes pedir ayuda para el diseño de este. Unas indicaciones visuales y el resultado de expertos pueden ser lo que estabas buscando.
  • Es importante medir el rendimiento que está generando el blog, además de intentar que afecte lo menos posible a la navegación por el sitio web. Seguro que no quieres estropear tu web por no haber optimizado el contenido.

El blog se muda a otro barrio

Otra opción es colocar tu blog corporativo fuera de tu página web. Esta decisión la suelen tomar las grandes empresas que tienen más de un eje de comunicación, o territorio, de los que pueden condensar en un solo sitio web. Cada blog temático hace referencia a un contenido especializado, lo que se traduce en un soporte especializado y una audiencia personalizada y verdaderamente interesada en aquello que están contando.

Tener el blog fuera del paraguas de tu marca también tiene algunas ventajas:

  • Es más sencillo dirigir un contenido de valor a una audiencia que realmente va a ver cubiertas sus necesidades informativas. Recuerda que quien mucho abarca poco aprieta: potenciar varios ejes comunicativos en un mismo site hace que ninguno interese lo suficiente.
  • Arriesgarte más. Un contenido más llamativo, un vídeo viral… la libertad que ofrece un nuevo sitio web es casi infinita.
  • Vas a mejorar el SEO off page de tu página, porque, al final, enlazarás con tus propios productos o servicios desde el blog corporativo.

ACCIONA es una de las empresas que más ha interiorizado esta idea. Algunos de sus blogs más conocidos y mejor valorados son Sostenibilidad.com, I´MNOVATION, o Futuro sostenible. Nuestra opinión, como agencia de marketing online, es que:

  • Si quieres construir contenidos que respiren tu marca pero que no sean 100% corporativos, recurre a profesionales del contenido.
  • Alimenta tu propia web y tu blog con una estrategia de linkbuilding, tanto interno como externo. Unos enlaces óptimos entre ambos sites mejorarán tu posicionamiento SEO.
  • Aprovecha este espacio para generar tráfico que te interese: mide bien el buyer persona, en qué etapa del funnel está… Saber llegar correctamente al target es una tarea continua.

En un siguiente post te contaremos dónde publicar contenido según la etapa del funnel en la que esté tu Buyer Persona.

Esperamos que este artículo te sea muy útil. Si quieres  recibir contenido igual de interesante, suscríbete a nuestra newsletter a través del formulario.